Logo Assessor
Empresario extendiendo su mano a modo de acuerdo para sellar un nuevo contrato formativo.

Contrato Formativo: Conoce esta modalidad de empleo en España

El contrato formativo une la formación teórica con la actividad laboral, lo cual es muy apropiado para aquellos jóvenes que buscan experiencia laboral. En este artículo veremos las condiciones de este contrato, y como poder optar a esta contratación ¡Empezamos!

¿Qué es el contrato de formación?

El contrato de formación es una modalidad de contrato laboral que combina la formación teórica con la actividad laboral, especialmente dirigido a trabajadores jóvenes.

A través de este tipo de contrato, los jóvenes tienen la oportunidad de adquirir experiencia laboral mientras continúan su formación, lo que les permite desarrollar habilidades y competencias que serán clave para su futuro profesional.

Formación en alternancia para trabajadores jóvenes

La formación en alternancia es una característica fundamental del contrato de formación. Esto implica que el trabajador compaginará su actividad laboral en la empresa con la formación teórica en un centro de estudios o institución educativa.

De esta manera, se busca que el joven adquiera conocimientos teóricos que complementen su desarrollo práctico en el ámbito laboral.

Requisitos para acceder a un contrato formativo

Para acceder a un contrato formativo, es necesario cumplir con ciertos requisitos. En general, esta modalidad de contrato está dirigida a jóvenes entre 16 y 25 años (o hasta 30 años en caso de personas con discapacidad), que no han finalizado su formación reglada y desean combinar estudios con actividad laboral.

Duración máxima del contrato de formación

La duración máxima de un contrato de formación varía dependiendo de la formación que se imparta y de la edad del trabajador. En el caso de la formación para obtener un título de formación profesional, la duración máxima es de tres años.

En el caso de la formación para la obtención de un certificado de profesionalidad, la duración máxima es de dos años. Es importante tener en cuenta que, durante el contrato de formación, se establecen períodos específicos dedicados a la formación teórica y otros períodos dedicados a la actividad laboral.

Jornada laboral y salario en el contrato formativo

En cuanto a la jornada laboral, esta puede variar dependiendo de la edad del trabajador y del nivel de formación que esté cursando. Para los menores de 18 años, la jornada máxima será de 30 horas semanales, mientras que, para los mayores de edad, la jornada máxima será de 40 horas semanales.

Respecto al salario, el trabajador podrá percibir un salario proporcional al tiempo trabajado, que estará determinado por el convenio colectivo aplicable o, en su defecto, por el salario mínimo interprofesional.

Beneficios y ayudas del contrato formativo

El contrato formativo ofrece numerosos beneficios y ayudas tanto para las empresas que contratan bajo esta modalidad como para los trabajadores. A continuación, se detallan las principales ventajas que conlleva este tipo de contrato, así como las ayudas disponibles.

Bonificaciones para empresas que contratan con esta modalidad

Las empresas que optan por contratar a trabajadores mediante un contrato formativo pueden beneficiarse de importantes bonificaciones en las cotizaciones a la Seguridad Social. Estas bonificaciones van dirigidas especialmente a aquellas empresas que realicen contratos a jóvenes menores de 30 años.

Entre las bonificaciones más destacadas se encuentran las siguientes:

  • Reducción del 100% de las cotizaciones empresariales a la Seguridad Social durante el primer año del contrato formativo.
  • Reducción del 75% en el segundo año del contrato formativo.
  • Reducción del 50% en el tercer año del contrato formativo.

Estas bonificaciones suponen un ahorro significativo para las empresas y les brinda la oportunidad de formar a jóvenes trabajadores sin incurrir en grandes costes.

Prestaciones por desempleo durante el contrato de formación

Los trabajadores que se encuentren en situación de desempleo y sean contratados mediante un contrato formativo podrán seguir percibiendo prestaciones por desempleo. En este caso, las prestaciones se verán reducidas en un porcentaje determinado en función de la duración y salario del contrato.

Cabe destacar que, al finalizar el contrato formativo, los trabajadores podrán reincorporarse a su prestación por desempleo con los derechos restantes sin haberlos consumido durante el periodo de contratación.

Garantía juvenil y su relación con el contrato formativo

La garantía juvenil es un programa impulsado por el Gobierno para facilitar el acceso de los jóvenes al mercado laboral. Dentro de este programa, el contrato formativo juega un papel fundamental, ya que permite que los jóvenes adquieran experiencia y formación en un entorno laboral real.

Los jóvenes inscritos en el programa de garantía juvenil tienen prioridad para acceder a un contrato formativo, lo que les ofrece una oportunidad valiosa para comenzar su carrera profesional.

Asimismo, el contrato formativo puede ser válido como acreditación de experiencia laboral para acceder a programas de formación o empleo dentro de la garantía juvenil.

Aspectos legales y trámites del contrato formativo

El contrato formativo implica una serie de aspectos legales y requisitos específicos que deben cumplirse tanto por parte de la empresa como del trabajador. Además, es necesario llevar a cabo diversos trámites para formalizar adecuadamente este tipo de contrato.

Vínculo con la seguridad social y cotizaciones

En el contrato formativo, tanto la empresa como el trabajador están obligados a cumplir con las cotizaciones a la Seguridad Social. La empresa deberá realizar las correspondientes aportaciones, de acuerdo con la base de cotización establecida.

Por su parte, el trabajador también realizará sus cotizaciones de forma proporcional a su salario. Además, es importante destacar que, durante la vigencia del contrato formativo, tanto la empresa como el trabajador tienen derecho a las prestaciones de la Seguridad Social, como la asistencia sanitaria, la prestación por desempleo en caso de finalización del contrato, y otras prestaciones sociales.

Obligaciones y derechos de las partes involucradas

La empresa está obligada a proporcionar al trabajador una formación teórica y práctica acorde con el puesto de trabajo, así como asegurar las condiciones necesarias para el desarrollo de la actividad formativa.

Por otro lado, el trabajador tiene la obligación de seguir el programa formativo establecido y cumplir con las normas internas de la empresa. Asimismo, el trabajador tiene derecho a recibir una remuneración adecuada, que estará determinada por la legislación vigente.

Información y trámites necesarios para formalizar el contrato

Para formalizar un contrato formativo, es necesario cumplimentar una serie de trámites y proporcionar la documentación requerida. La empresa deberá contar con un programa formativo aprobado por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) o por la autoridad laboral competente.

Además, tanto la empresa como el trabajador deberán firmar un contrato en el que se establecerán las condiciones laborales y formativas, como la duración, la jornada, el salario y el programa formativo. Este contrato deberá ser registrado en el SEPE, y se recomienda conservar una copia del mismo.

El contrato formativo y las personas con discapacidad

El contrato formativo es una oportunidad de inclusión laboral para las personas con discapacidad. En España, existe un plan de recuperación específico que busca promover la contratación de este colectivo y garantizar su plena participación en el ámbito laboral.

Plan de recuperación para personas con discapacidad

El plan de recuperación tiene como objetivo principal fomentar la igualdad de oportunidades para las personas con discapacidad. Se diseñan estrategias que facilitan su inserción laboral y promueven su desarrollo profesional. Estas medidas van desde la sensibilización y concienciación hasta la formación adaptada a sus necesidades.

Adaptaciones laborales y apoyo en la actividad formativa

Las personas con discapacidad que acceden a un contrato formativo pueden contar con adaptaciones laborales y apoyo específico en su actividad formativa. Estas adaptaciones pueden incluir ajustes en el puesto de trabajo, asistencia técnica especializada y recursos que faciliten su plena participación en el entorno laboral.

Incentivos y ayudas específicas para empresas que contratan a personas con discapacidad

Con el objetivo de fomentar la contratación de personas con discapacidad, existen incentivos y ayudas específicas para las empresas. Estas incluyen bonificaciones en las cuotas de la Seguridad Social, subvenciones para adaptaciones de accesibilidad y apoyo económico para el desarrollo de programas de formación y empleo.

La formación profesional en el contrato formativo

La formación profesional es uno de los pilares fundamentales del contrato formativo. A través de esta modalidad de empleo, los trabajadores tienen la oportunidad de adquirir conocimientos prácticos y teóricos que les permitirán desarrollarse profesionalmente en su campo de interés.

Acceso a la formación y certificación

Para acceder a la formación en el contrato formativo, los trabajadores deben cumplir con los requisitos establecidos por la empresa y el SEPE. Es común que se exija una titulación mínima o estar inscrito en programas de formación profesional.

Una vez seleccionados, los trabajadores recibirán formación específica en su área de trabajo. Esta formación puede llevarse a cabo tanto en las instalaciones de la empresa como en centros de formación autorizados. Al finalizar el contrato, los trabajadores podrán obtener un certificado que acredite los conocimientos y habilidades adquiridas.

Relación entre la actividad laboral y la actividad formativa

La clave del contrato formativo está en la combinación entre la actividad laboral y la formación. Los trabajadores participarán activamente en tareas correspondientes a su puesto de trabajo, poniendo en práctica los conocimientos adquiridos durante la formación.

Esta relación bidireccional entre la actividad laboral y la actividad formativa permite a los trabajadores aplicar de manera inmediata lo aprendido, fortaleciendo así su conocimiento y habilidades en un entorno real de trabajo. Además, fomenta la adquisición de competencias transversales y la capacidad de adaptación a diferentes situaciones laborales.

Oportunidades de desarrollo profesional a través del contrato formativo

El contrato formativo ofrece a los trabajadores excelentes oportunidades de desarrollo profesional. Durante la formación, los trabajadores pueden especializarse en áreas específicas dentro de su sector, lo que les brinda una ventaja competitiva en el mercado laboral.

Además, al finalizar el contrato formativo, los trabajadores pueden optar a diferentes salidas laborales, ya sea en la empresa donde realizan la formación o en otras organizaciones del sector.

Esta experiencia práctica y la certificación obtenida son altamente valoradas por los empleadores, aumentando las posibilidades de inserción laboral en puestos de mayor responsabilidad y mejor remunerados.

Apoyo institucional y colaboración con las comunidades autónomas

En el marco del contrato formativo, el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) ofrece un sólido apoyo institucional y una estrecha colaboración con las comunidades autónomas en España. A través de diferentes programas y acciones, se busca impulsar la inserción laboral de los jóvenes trabajadores y facilitar su acceso a oportunidades formativas y profesionales.

Agencias de colocación y su función en la inserción laboral

Las agencias de colocación tienen un papel fundamental en la inserción laboral de los jóvenes que se encuentran bajo la modalidad del contrato formativo. Estas agencias se encargan de establecer un vínculo directo entre las empresas y los jóvenes candidatos, facilitando el proceso de selección y contribuyendo a la generación de nuevas oportunidades de empleo.

Además, estas agencias brindan servicios de orientación laboral, proporcionando información, asesoramiento y acompañamiento a los jóvenes en su búsqueda de empleo, lo que les permite maximizar sus posibilidades de encontrar un trabajo acorde a sus necesidades y habilidades.

Programas y ayuda a emigrantes retornados

El SEPE también ofrece programas y ayudas destinados a los emigrantes retornados. Estas medidas buscan facilitar la reinserción laboral y promover la igualdad de oportunidades para aquellos que deciden regresar a España después de haber residido en el extranjero.

Estos programas incluyen acciones de formación específicas, asesoramiento personalizado y ayudas económicas para facilitar la adaptación al mercado laboral español. Asimismo, se lleva a cabo una coordinación estrecha con otras instituciones y organismos para garantizar una atención integral y eficiente a los emigrantes retornados.

Coordinación con instituciones y servicios de empleo de las comunidades autónomas

La colaboración con las comunidades autónomas es esencial en el ámbito del contrato formativo. El SEPE trabaja en estrecha coordinación con las instituciones y servicios de empleo de cada comunidad autónoma para garantizar una implementación efectiva de las políticas de empleo y formación en todo el territorio español.

  • Esta colaboración se basa en el intercambio de información y buenas prácticas, así como en la coordinación de acciones y programas conjuntos que permitan fortalecer el Sistema Nacional de Empleo y maximizar los resultados en términos de inserción laboral y desarrollo profesional de los beneficiarios del contrato formativo.
  • Asimismo, se promueve una estrecha comunicación y participación activa entre todas las partes involucradas, lo que facilita la detección de necesidades específicas y la implementación de soluciones adaptadas a cada realidad regional.

Preguntas frecuentes sobre el contrato formativo

¿Puede un trabajador recibir una prestación si se le ofrece un contrato de formación?

En el caso de un contrato de formación, el trabajador tiene derecho a recibir una remuneración económica, que varía dependiendo de la edad y la duración del contrato. Sin embargo, no se tiene derecho a percibir prestaciones por desempleo durante la vigencia de este tipo de contrato.

¿Qué sucede después de finalizar el primer año de contrato?

Una vez finalizado el primer año de contrato formativo, el trabajador adquiere experiencia y conocimientos en su área laboral específica. En este punto, la empresa tiene la posibilidad de renovar el contrato por un período máximo de dos años más, estableciendo nuevas condiciones laborales y salariales.

¿Qué obligaciones tiene la empresa durante el contrato formativo?

La empresa que contrata a un trabajador en la modalidad de contrato formativo tiene varias obligaciones. Entre ellas se encuentran: proporcionar la formación necesaria y adecuada al puesto de trabajo, respetar los derechos laborales del trabajador, cumplir con los requisitos de cotización a la Seguridad Social y ofrecer un ambiente laboral seguro y saludable.

¿Qué derechos tiene el trabajador en un contrato de formación?

  • El trabajador tiene derecho a recibir formación teórica y práctica acorde con el puesto de trabajo.
  • Tiene derecho a percibir un salario proporcional a las horas de trabajo realizadas.
  • Tiene derecho a disfrutar de los días de vacaciones correspondientes según la duración del contrato.
  • Tiene derecho a un ambiente de trabajo seguro y saludable.
  • Tiene derecho a contar con todas las prestaciones y beneficios establecidos en la normativa laboral vigente.

Estos derechos, entre otros, están protegidos por la legislación laboral y deben ser respetados por la empresa durante la vigencia del contrato formativo.

Sigue leyendo

Otras entradas

Si quieres hacer una inversión o pagar algún gasto, realizar préstamos sin ningún tipo de interés es posible. En la...
La gestión contable y tributaria es una tarea esencial para el éxito de cualquier empresa, y en especial para las...
Las notificaciones 060 son un servicio gratuito de comunicaciones electrónicas ofrecido por administraciones y organismos públicos en España. Estas notificaciones...
Creatividad para incitar a que pruebes nuestros servicios de forma gratuita

Asesoría Online para Autónomos y PYMES

Tu Asesoría Online

Si eres autónomo o pyme, puedes tener tu asesoría fiscal y contable a un sólo click. Un servicio 100% online con un equipo experto y trato personalizado. Todo esto desde sólo 24,90€/mes.